jueves, 28 de enero de 2010

Hoy te recuerdo, madre, como ayer,

como siempre solo, dándole al aire

mis ojos; mis manos a los niños,

y el amor a los perros, como entonces

cuando tú eras reina de un antiguo país

de flores y canciones de cuna. Hoy, madre,

otra vez lejos porque acaso sí que soy

el lejano Pedro, el paria, el que desconoce

la violencia y se desdice de la muerte, incluso,

sin más afán que el del girasol, ni otro pretexto

desde niño, MADRE, que la luz que anhelo

y guardo en mis bolsillos vacíos de riqueza,

igual que se guardan los tesoros y los sueños.

Hoy te recuerdo tanto como siempre;

pero para mi dolor y mi desventura nunca ya

tu voz oiré ni veré más tu sonrisa.



miércoles, 27 de enero de 2010

27 de Enero de 2010. Conocí mi destino.
Las luces de los puertos se fueron apagando.
Mujeres hermosísimas me dicen que me quieren.
No recuerdo las veces que hablé sólo contigo, Pedro.
27 de Enero de 2010. Conocí mi destino.
El río del olvido pasó por mi casa, y de los peces
de plata que habitaban sus aguas sosegadas
quedó únicamente memoria de alguien que vive en mí.
27 de Enero de 2010. Conocí mi destino.
LO QUE CUESTA SER LIBRE NO LO CONTEMPLA NINGUNA LEY.

f r a s e s

* Me hice escritor de aforismos por casualidad.

* Imitad de mí la bondad y la justicia; de otros, el coraje y la verdad.

* Hasta Horacio Quiroga (suicida entre suicidas) tuvo un amigo íntimo: Ezequiel Martínez Estrada.

* Sin duda amé más veces de las que fuí amado.

* Casi nadie sabe quién era William Shakespeare; pero menos aún saben quién era William Blake.
*La verdadera desgraciano es la desgracia propia, sino la de los otros.
* Casi todos recuerdan a Marco Polo; casi nadie a Rusticiano de Pisa.

viernes, 8 de enero de 2010