domingo, 27 de febrero de 2011

martes, 8 de febrero de 2011

S.T.S.

Estuve buscando las palabras adecuadas
y más bellas para decirte lo que siento;
pero no encontré lo que mi sangre buscaba
porque estaba lejos de ti mi corazón, errante.
A pesar de la distancia, oigo tu nombre, Sara,
en mis entrañas y noto en mis ojos la mirada
limpia y tierna de los tuyos que me llaman
desde tan lejos y me abrazan, sonriéndome.