martes, 28 de mayo de 2013


Juan Eduardo Cirlot: ÁRBOL AGÓNICO (publicado por primera vez en la revista Fantasía, núm. 16. 24 de Junio de 1945.)

              ÁRBOL AGÓNICO

El árbol que en  mis  ojos  sufre  y  crece
espera  tus  palomas  deslumbradas.
Sin  frutas,  con  las  hojas desoladas
extático  se eleva. No  florece.

Sin la  sangre celeste. Permanece
siempre estéril, las ramas desgarradas
como arterias en  flor, deshabitadas:
vestigio  de otro  mundo que  perece.

Vestigio de  mi  horror cristalizado
en lamentos sin  voz; duros fulgores
metálicos que  cubren  la  tortura

Eterna de este monstruo  maniatado
que extiende  ya  reseca  su  locura,
bajo  un  cielo  sin  luz y  sin  clamores.

lunes, 27 de mayo de 2013

domingo, 5 de mayo de 2013

Odilon Redon (Diario)

Rembrandt  ha dado   vida  moral a la  sombra.

Ver es captar espontáneamente  las relaciones entre  las cosas.

El arte plástico ha  muerto   bajo el  soplo del  infinito.


sábado, 4 de mayo de 2013


A Dasca

Cuando el  frío  nos  endurece o ablanda
los costados,  y  la soledad  nos duerme  y  nos  despierta,
echo  mano de tus  manos tiernas y  extensas
como  abrigo  que  proteja  mis deseos desnudos,
mis pensamientos helados,  y tú  apareces latiendo
por todos  los rincones de mi  cuerpo.
No  daña ese  bálsamo consciente  o  inconsciente
que, sobresaltada, extiendes   por  la superficie  de mi  ser
absurdo a veces,  a veces milagroso.
Cuando el  frío  nos endurece o  ablanda
los costados, DASCA, busco  la palabra
que  borde en  tu  corazón mi  nombre.
El ojo del caballito
me está mirando de cerca
y no es a mí a quien conoce
aunque sea a mí a quien vea.
  (Cáceres, 03/05/2013)
Hoy ya cayó la noche
sobre este blanco silencio
que no nos pertenece
desde que mueren los muertos
ni nos defienden
si no es de esos fracasos
que resultan innombrables,
                  /áridos.

miércoles, 1 de mayo de 2013

A mí  me  interesa  más  la  política que  los  políticos, y  la literatura  más  que  los  literatos.
De  todos  los  libros que, como  novedades,  hay en el  mercado ahora,  sólo  me  interesan  tres  o cuatro.
Si alguien  lee este  blog,  probablemente se  preguntará qué  libros son,  y  como  quiera que  yo  soy  un  poco "jodido"  para  hacer  publicidad,  pues  no  voy a decir  de qué  libros se  trata, aunque  sí  voy  a revelar que de uno de ellos  su autor es  Henry  David  Thoreau.
ALGUNOS TIENEN MUCHOS DATOS Y POCAS DOTES.

Los tres deseos

Quiero  pensar en  lo que  no se  pueda  pensar.
Quiero  ser  poeta  libre de versos.
Quiero  una  palabra que  echarme a la  boca.